Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El tenista cubano Omar Hernández cayó ante el dominicano William Kirkman, después de dejar fuera de la discusión del título al guatemalteco Franz Luna Lavidalie.

Omar Hernández sigue progresando. Foto: Otmaro Rodríguez

Parecía un final más asequible para el tenista cubano Omar Hernández. Después de dejar fuera de la discusión del título de la Copa Árabe Internacional que tuvo por sede durante toda la semana a la ciudad de San Pedro Sula, en Honduras, al guatemalteco Franz Luna Lavidalie, siembra número uno de la justa, aumentaron notablemente las probabilidades de vencer al dominicano William Kirkman.

Pero no siempre se cumplen los vaticinios, y en este caso, Omar vendió muy cara su derrota. Ganó el primer set 6-4, cayó de manera muy reñida en el segundo 6-7, y parece que se fue el empujoncito emocional que le dio al de la Isla vecina el triunfo en la última manga, con marcador de 6-3.

Para el muchacho de La Habana, este puede considerarse uno de los mejores resultados de este año, en que ha tenido la oportunidad de jugar en varios torneos de su categoría (menores de 18 años) y de la élite también, pues integró la selección nacional que intervino en la Copa Davis.

En la justa hondureña, Omar tuvo loables desempeños sobre la cancha, según los correos enviados a JR por su entrenador, Giraldo Martínez Monterrey, desde la sede. El balance de cuatro éxitos y un solo revés confirman su crecimiento como atleta y las potencialidades que tiene para mejorar el lugar 648 que ocupa en el ranking mundial de su categoría.

Tomado del sitio www.juventudrebelde.cu/deportes

Escribir un comentario

Por favor, sea ético. No emplee malas palabras ni haga ataques personales a otras personas que opinan.


Código de seguridad
Refescar