Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El equipo femenino de voleibol de playa conquistó el oro en la XIII Universiada Nacional luego de sentenciar su victoria en dos set frente a las representantes de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).

Para las camagüeyanos fue un buen partido, como bien lo precisa una de ellas, la joven Larisa Herrera Céspedes. “Veníamos con el ánimo de ganar, dispuestas a darlo todo para conquistar el triunfo y así lo hicimos. Estoy muy contenta porque le dimos la primera medalla de oro a la Universidad de Camagüey”, comentó.

Por su parte, a la joven Yaineris Goulet Urquía, quien se alzó con el reconocimiento de atleta más destacada, la actuación lograda en estos juegos le sirve de acicate para continuar su carrera deportiva y trabajar para formar parte de la preselección nacional.

De la interacción entre ambas, explicó: “antes habíamos competido juntas en otros escenarios pero no nos habíamos entendido. En esta ocasión, estábamos preparadas desde que empezamos a jugar en el evento, entrenamos mucho juntas y mejoramos la comunicación. Por eso, desde el principio dijimos que íbamos por el oro, se nos dio la oportunidad y lo logramos”, sonríe satisfecha.

Con parciales 21-14 y 21-17 las locales vencieron a Solange Ríos y Dianne Cordero en una jornada donde también los _eli1636representantes masculinos de esta casa de altos estudios alcanzaron el tercer lugar.

En el caso de los hombres, Joermer Entenza y Dainier Alfaro, de la Universidad de Ciego de Ávila resultaron la dupla ganadora con parciales de 21-14, 21-17 y 17-15 frente Alain Gorgüet y Eduardo Quiala, de la Universidad de Oriente.

El  sol pareció dar mayor brío a estos competidores, que jugaron con denuedo para alzarse con los primeros puestos en una jornada donde también Pedro Segura Báez fue reconocido como el mejor árbitro en esta disciplina.

La discusión de los primeros lugares en esta XIII Universiada Nacional confiere nuevos matices a la competencia, más allá del estadio los lazos de amistad se han afianzado, pero en el terreno el sentido de pertenencia y competitividad los llevan a darlo todo por el equipo. Sin embargo, no importa quién conquisté el podio,  sin dudas, el deporte universitario es el ganador.

Por: Adary Rodríguez Pérez

Escribir un comentario

Por favor, sea ético. No emplee malas palabras ni haga ataques personales a otras personas que opinan.


Código de seguridad
Refescar