Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Santiago de Cuba- Saltar del lugar 14 al cuarto en la próxima Serie Nacional de Béisbol no sería difícil, solo queda trabajar diariamente y mantener buen ánimo, declaró hoy, en esta ciudad, Orestes Kindelán, director técnico del equipo santiaguero.

    Tras años de reclamo popular, el 27 de abril pasado el “Tambor Mayor” accedió a dirigir la preparación de los indómitos, en pos de mejorar su resultado más reciente: el puesto 14 entre 16 conjuntos.
  Aproximadamente el 80 por ciento de la selección estará compuesta por atletas sub 23 años, campeones nacionales el tres de junio último, quienes se incorporaron este lunes a la preparación de las Avispas.
  Kindelán destacó que sumará la armonía que traen desde el colectivo de su categoría, pues no se puede detener ese ritmo, precisó.
  Continuar el trabajo tan bello de la selección sub 23 es la mejor manera de formar un buen elenco para la próxima serie nacional, sobre los resultados anteriores de Santiago de Cuba prefiero no hablar porque yo no era el director, agregó el mentor, también llamado “El león de la montaña”.  
  Con la máquina de lanzar pelotas laboramos principalmente envíos en rompimiento, este es el problema más grande de los jóvenes bateadores, pienso que ese defecto está presente en todas las ligas, enfatizó el “Kinde”, como es denominado cariñosamente por el pueblo.
  Añadió que el secreto de conseguir un gran éxito es llegar al terreno cada jornada con deseos, ya que de un día para otro es muy difícil dar el salto triunfal.
  Las Avispas llevan tiempo del puesto ocho hacia atrás, hago hincapié en que el deporte es vida y alegría, si les hace falta diversión a los muchachos tienen que ponerla ellos mismos, para que el público se sienta satisfecho, señaló.
  Con el mítico 46 en su uniforme, Kindelán es el mejor cuarto bate histórico de Cuba, miembro del Salón de la Fama en la Isla, líder y campeón de numerosos torneos con el equipo nacional y la legendaria “Aplanadora”, sobrenombre de dos generaciones de jugadores santiagueros célebres por su poder ofensivo.
  Orestes Kindelán dio 487 cuadrangulares en series nacionales, y 94 en el equipo Cuba, récord para cualquier pelotero de la mayor de las Antillas,  además impulsó mil 789 carreras, con promedio de una por cada 4,03 veces oficiales al bate, y su total de extra bases fue de 853.    


Lian Morales Heredia - ACN

Escribir un comentario

Por favor, sea ético. No emplee malas palabras ni haga ataques personales a otras personas que opinan.


Código de seguridad
Refescar